El ataque del "Croisscorpión"

El Croisscorpión
El mítico "croisscorpión". Otro bichejo para "El circo de Flánagan".


Hoy, en una de esas raras mañanas en las que mi mujer y yo desayunamos fuera de casa hemos sido sorprendidos por la presencia una bestia mítica y difícil de ver, el "croisscorpión".
El "croisscorpión" (no lo busquen en la Wikipedia, porque no sale); mitad croissant, mitad escorpión, es un ser que habita en lugares cerrados, ruidosos, con humo y llenos de gente (una curiosidad si tenemos en cuanta que este ser apenas se deja ver). Suele descansar sobre platos y rodeado de cubiertos. Resulta fácil de cazar y sus pinzas y aguijón, resultan blanditos (como el resto de su cuerpo). Suele alimentarse de masa pastelera y azúcar.
Pues allí estaba él, justo detrás de mi zumo de naranja, agazapado en su plato dispuesto a no picarme con su blandito aguijón de pan. Lejos de ponernos a gritar y salir corriendo mi mujer y yo guardamos la calma. Y con temple nos levantamos lentamente, para no atraer su ataque, y previo pago del café y el zumo nos fuimos aliviados de aquel lugar.
Allí quedó el "croisscorpión", agazapado, esperando a otra víctima.

2 comentarios:

Carlos Gallego dijo...

El Croisscorpión tiene un punto débil y es el cuerpo es donde es más fácil de atacar con el tenedor, aunque conozco casos de unos valientes que primero le arrancan las tenazas para terminar devorándolos sin piedad alguna.

Un abrazo.

Ignacio Ochoa dijo...

Mi amiga, Verónica Casas, ha hecho un comentario con un dato que desconocíamos sobre este ser. Por lo visto, y según palabras textuales; "el croisscopión migra en masa hacia oasis de café calentito". Me imagino que la escena será comparable a la de los lemings migrando hacia el mar.