El 2012 es como un papel en blanco

Cada año que empieza es como el papel en blanco.


Ya se que es un poco tarde para andar hablando del nuevo año, pero tenía muchas cosas que ordenar en mi cabeza antes de ponerme a escribir.

Reconozco que mi actitud con el 2012 es más esperanzadora de lo que lo fue con 2011. Si el año pasado lo encaré con cierto miedo y a la espera de lo que me trajese; este 2012 lo encaro de forma más activa. No voy a esperar a ver que me depara, pienso ir a por él, como un choque de trenes.

Cada año que empieza es como un papel en blanco sobre el que tengo que trabajar. Según lo que haga en él, el resultado será una maravilla (dentro de mis posibilidades, claro) o una completa cagada (y perdonen la expresión). Es cierto que hay circunstancias que no se pueden controlar, pero ahí entra en juego la capacidad de resolución de cada uno para superar las dificultades. A veces la vida se tuerce como el papel de acuarela se comba y hace tiempo que dejé de preocuparme por los manchurrones accidentales de acuarela que caían sobre mis ilustraciones en curso.

El 2011 empezó muy mal, pero poco a poco fue mejorando. Además de haber aguantado un año más en esta penosa situación económica global, quizás, lo mejor del año fue la publicación en Francia de mi libro "Le Bathyscaphe".
El 2012 empezó con la mala noticia de la cancelación del programa cultural "Borradores" (de Antón Castro en Aragón TV) y con una leve enfermedad, pero por otro lado tengo nuevos proyectos (quizás mi trabajo desembarque en otro país) y retos.
No se lo que me deparará el 2012 (lo que se, seguro, es que no se acaba el mundo), todo depende de lo que plasme en el papel en blanco.


PD: Actuable está recogiendo firmas contra la cancelación del programa de TV "Borradores". Estaría bien que colaborasen pulsando aquí.

1 comentario:

pellizquitodelasmusas dijo...

Seguro que el 2012 va a ser un gran año. Estoy deseando ver tus nuevos proyectos y dibujos, que eres de los mejores.